Los robots como compañeros de trabajo

Algunos ven a los robots como un enemigo capaz de quitarnos puestos de trabajo, sin embargo, hay expertos que aseguran que el uso de estas máquinas en las empresas puede aumentar la eficiencia y la productividad.

Es el caso de Japón, donde existen más vacantes en el mundo laboral que personas dispuestas a trabajar, los empresarios optan por colocar robots como recepcionistas, profesores, operarios o guardias de seguridad. Incluso las administraciones públicas ya los tienen para prestar asistencia.

Realmente, en Tokio ya existe un hotel que ha reducido su número de empleados a la mitad. Para comenzar, te dan la bienvenida dos dinosaurios autómatas y puedes pedir lo que desees a un pequeño robot llamado Tapia: navegar por Internet, mostrarte el tiempo, apagar o encender la televisión,…

El uso de la tecnología robótica también puede ayudar a paliar el envejecimiento de la población, automatizando los procesos. De hecho, se prevé que para 2020 se pierdan 5 millones de puestos de trabajo en los 15 países más desarrollados del mundo, pero sólo en sectores económicos e industriales, como por ejemplo: análisis de datos u operaciones sistemáticas.

En este sentido, volviendo a Japón, podemos decir que la mano de obra se ha reducido en 2 millones en las dos últimas décadas, debido al envejecimiento, lo que da lugar a un retroceso en su economía. Situación que pueden vivir también en un futuro países como Alemania, de la que se espera que aumente su población de manera radical en los próximos años.

Además, hay expertos que defienden el uso de los robots argumentando que, si ellos hacen las labores más monótonas, como el trabajo en una fábrica, los humanos podrán centrarse en otro tipo de trabajos más creativos y por lo tanto, gratificantes. Es cuestión de utilizarlos como una herramienta, y dejar de verlos como un rival del mundo laboral.

Podemos concluir entonces que, el uso de los robots será algo habitual en los próximos años, no sólo como elemento llamativo u original, o como actor de una película de ciencia ficción. Los robots son una realidad y nos debemos acostumbrar a trabajar con ellos y a que nos ayuden en cualquier situación de nuestra vida.

Fuente: Dinergia Información