Robots: un ayudante incondicional en casa

La multinacional Bosch estima que en 10 años todos los aparatos que tenemos en casa estarán desarrollados mediante inteligencia artificial.

Se comenzará con la conexión a internet de cada uno de nuestros electrodomésticos, lo que nos permitirá manejarlos desde el propio teléfono móvil. De hecho, el mercado de Internet de las cosas crecerá durante los próximos tres años a un ritmo del 35% anual.

Pero los avances no se quedarán ahí, la tecnología los dotará de capacidad para saber cuándo queremos el café hecho o cuándo tenemos que comprarlo, y lo que es más importante, nos liberarán de las tareas domésticas.

Siguiendo con esta idea, Bosch ha presentado a su asistente personal de cocina llamado Mykie (la abreviatura de “mi duende cocina”), que proporcionará servicios atractivos y variados para que la organización de la vida diaria sea más fácil. Este robot, conectado y controlado por voz, nos puede enviar desde una foto de nuestro frigorífico, para saber lo que falta, a aportarnos ideas de recetas o sugerencias de programas de cocina en línea, enviando nuestros inventos culinarios a amigos y conocidos posteriormente. Además, si en ese momento no dispones de los ingredientes necesarios, también los puede pedir en línea y que nos los entreguen directamente. Después, Mykie enviará los componentes  de la receta a los aparatos conectados para que la elaboren, y lo más llamativo, les dará órdenes necesarias para que cocinen por nosotros.

Otro personaje importante que ha mostrado la compañía alemana es Kuri, un robot-mayordomo que podremos manejar desde cualquier pantalla conectada fuera de casa. Dispone de WiFi, Bluetooth, una cámara de 1080 pixeles y tiene capacidad de aprendizaje. Kuri cuidará de nuestro hogar y de nuestros hijos, enviándonos alertas al móvil, y nos entretendrá cuando queramos escuchar música o jugar a alguna actividad con gestos y sonidos. Este robot también puede comunicarse con otros electrodomésticos, sortear obstáculos y responder a nuestras preguntas.

Parece que los sueños se hacen realidad y llegaremos a tener en nuestros hogares un ayudante incondicional, que nos facilitará la vida y nos obedecerá en todo momento, sin pedir nada a cambio.

Fuente: Dinergia Información